Carro vacío

El color en la impresión. Parte 2

Vamos  a ver cómo podemos lograr  el color de impresión por varios métodos.  

Cuatricromía, Híbridos y directos

El método de impresión a color más común que se utiliza se conoce como cuatricromía. Es el resultado de una combinación de cuatro colores: magenta, amarillo, cian y negro (CMYK), con los que se puede crear una gama amplia de colores y que puede variar en relación al equipo de impresión que se adquiera.

 

 

El papel a utilizar a la hora de imprimir influirá de forma significativa. Si se cambia el material de impresión se puede alterar la gama del color percibido.

Debido a que algunos colores no pueden lograrse fácilmente mediante el uso de la cuatricromía, algunos fabricantes han desarrollado sistemas que utilizan colores CMYK además de colores adicionales. Estos sistemas híbridos pueden utilizar un total de cinco, seis o siete colores individuales para producir una imagen. La ventaja es una mayor gama para imprimir. La desventaja es un incremento en la complejidad del equipo y del software que hace funcionar el sistema. Como con la mayoría de las cosas, cuanto más complejo es un proceso, más difícil es el control y mayor es la posibilidad de que ocurra un error en el sistema.

El último método utiliza lo que se conoce como colores directos. Los colores directos se producen para lograr un color específico. Los colores se especifican mediante uno de los sistemas de color directo, como el sistema Pantone Matching System (PMS), y se diseñan para alcanzar una correspondencia cercana entre el color específico y el resultado final.

El uso de colores directos es muy importante cuando se imprimen diseños que requieren la reproducción de colores específicos, como un logotipo corporativo. Mediante un color directo o un color previamente combinado se pueden reducir las posibilidades de que el color se altere durante el trabajo de impresión. Hoy en día, la mayoría de las impresoras digitales no admiten la impresión de colores directos. Normalmente, las impresoras digitales simulan colores directos cuando no se puede utilizar un color directo verdadero. Se sustituye una fórmula CMYK para simular el color directo.

Ten en cuenta que algunos dispositivos de impresión digital pueden imprimir en blanco y negro, en color o ambos. El costo de impresión en blanco y negro es diferente al costo de impresión en color. Si prepara un trabajo para una impresión en blanco y negro pero incluye gráficos de colores, el trabajo se imprimirá automáticamente en color y el gasto será mayor. La solución para este problema puede ser: convertir todo los gráficos a imágenes en escala de grises (blanco y negro), o bien, ser muy específico en el momento de definir el trabajo de impresión y especificar la conversión de una impresión en blanco y negro.

        

Elementos de impresión

Cuando crees tus diseños con la mayoría de aplicaciones de preimpresión, podrás definir los diseños mediante colores CMYK, RGB, colores directos o elementos de escalas de grises. Estos elementos pueden incluir texto, gráficos, imágenes de tono continuo, gradaciones, pantallas, rellenos, entre otros. Independientemente del elemento, éste podrá definirse mediante uno o más de uno de estos espacios de color.

CMYK es el método tradicional en la industria de impresión para definir colores que no son directos. Es una cantidad conocida que permite producir excelentes resultados en la mayoría de las situaciones.

Históricamente, los diseñadores han basado sus diseños de color sobre la base del modelo CMYK. Hoy en día, la mayoría de los diseñadores conocen las características de CMYK y saben cómo manipular las imágenes a fin de lograr el resultado deseado. Utilizamos aquello que sabemos que funcionará.

La tecnología y las formas de crear los documentos están cambiando esto. Hoy en día, la mayoría de los RIP también pueden admitir elementos del espacio de color RGB (esto no sucedía hace 10 años). Además, se están diseñando nuevamente varios documentos para que puedan utilizarse en Internet. En los monitores de los equipos, la información de Internet aparece en colores RGB.

El uso de algunos elementos RGB (imágenes escaneadas) en sus diseños puede evitar la posibilidad de tener que crear y ajustar el color de dos grupos de imágenes completamente diferentes, CMYK y RGB.

Existen algunas claras ventajas al incorporar elementos RGB en sus diseños.

  • Primero, debido a la tecnología, todos los escáneres y las cámaras digitales capturan imágenes en RGB. Algunos de estos dispositivos convertirán la imagen a CMYK de acuerdo con sus necesidades, pero aún se capturara en RGB.
  • Segundo, las aplicaciones de edición de imágenes como Photoshop ofrecen más funciones y opciones para imágenes RGB, lo que permite contar con un mayor control.
  • Por último, la gama RGB es mucho mayor que la gama CMYK tradicional. Según el dispositivo de salida, es posible lograr una gama más amplia de colores y una reproducción mucho más realista si se utiliza una imagen RGB.

Recuerda que algunos de los dispositivos de impresión digital más novedosos ofrecen gamas mucho mayores que las combinaciones de color CMYK tradicionales como SWOP. Para muchos diseñadores es más difícil editar imágenes en RGB en lugar del espacio de color CMYK. Se necesita tiempo, capacitación y experiencia para ser competente al editar imágenes para la impresión en RGB. No le estamos sugiriendo que se cambie a un flujo de trabajo en RGB.

Pero, hay que estar preparado en caso de que deba trabajar con personas y sistemas que puedan estar utilizando un flujo de trabajo RGB. Hoy en día, puede diseñar en una variedad de sistemas de colores híbridos (más de cuatro pigmentos); sin embargo, son muy pocos los sistemas de impresión digital que admiten esta opción. Aun si la prensa admite un sistema hibrido, es posible que ya esté registrado.

Si tienes la intención de usar un sistema de color hibrido en tu diseño, habla con nosotros para evitar cualquier confusión o problema. Es posible que otros elementos que requieran la correspondencia de un color específico también requieran el uso de un color directo. Nuestros dispositivos de impresión pueden admitir esto mediante el uso de un color directo verdadero.

La mayoría de los dispositivos digitales imitan los colores directos para hacerlo, toman como referencia un diccionario de colores directos (diccionario de representación de colores) que permite hacer coincidir los colores de la manera más cercana posible mediante combinaciones de CMYK. Algunas impresoras digitales están certificadas por fabricantes de colores directos para que imiten de forma aceptable algunos colores directos.

El último elemento disponible es el negro. El negro se utiliza en la mayoría de los diseños de texto y de algunos gráficos. Es probable que el uso del negro nunca desaparezca en la impresión.

Existe un lugar para los cuatro elementos fundamentales de los flujos de trabajo de hoy en día: CMYK~ RGB, colores directos y escalas de grises. En tus diseños, utiliza el elemento que ofrezca la mayor flexibilidad, economía y potencial para maximizar el trabajo.

 

Impresión de colores adyacentes

Deberás estar al tanto de los problemas que puedan surgir al tratar con elementos de impresión en colores planos de diferentes espacios de colores. Solo generarás un problema si deseas que dos elementos aparezcan del mismo color en el resultado final.

En un mundo perfecto se podrían utilizar medidas equivalentes de colores CMYK, colores directos y colores RGB en elementos adyacentes. Pero, como es sabido, la impresión no es un mundo perfecto. Deberá tener en cuenta que, si bien un color directo se convierte en un color CMYK al imprimirlo, existe la posibilidad de que un elemento CMYK y un elemento directo equivalente no se vean de la misma forma una vez que se impriman (por ejemplo, un relleno de color directo adyacente a una gradación de CMYK equivalente). Esto se debe a que el elemento CMYK se pasa a través del RIP así como está. Por otro lado, un color directo se pasa a través del diccionario de representación de colores (CRD) y se convierte a CMYK. Existe la posibilidad de que la conversión del color directo a CMYK sea apenas diferente al CMYK equivalente que se especifica en la aplicación de diseño.

 

La representación CMYK del color directo es diferente en el CRD directo, ya que esos colores son retocados por el fabricante de RIP para obtener una mejor representación del color directo de ese dispositivo. Además, recuerda que cualquier perfil CSA o ICC adjunto a un gráfico puede forzar al elemento a una conversión de color en el RIP, lo que provoca un cambio en el color final.

 

Ten presente lo siguiente:

  1. Conoce las capacidades de gamas del dispositivo que quiera usar.
  1. Conoce las capacidades de impresión del dispositivo.
  1. Conoce la cuatricromía, los colores híbridos y los colores directos.
  1. Conoce las ventajas y las desventajas al utilizar elementos de color en diferentes espacios de color.
  1. Conoce la dinámica de elementos adyacentes en espacios de colores diferentes.

 

Las respuestas a estas preguntas te ayudaran a determinar cuál es el equipo que mejor se adapta a sus necesidades. Estamos encantados de ayudarle a tomar la mejor decisión.  Puede escribirnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamarnos para resolver sus dudas;

Cantabria:    942 32 51 01            Bizkaia:    94 480 63 19           Asturias:   985 131 115

 

 

** Los productos expuestos en esta web no tienen incluído el 21% de i.v.a
© 2018 Xerox Corporation. Todos los derechos reservados. Xerox® y Xerox y Design® son marcas comerciales de Xerox Corporation en Estados Unidos y/o en otros países.

Top
Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies, puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra Política de cookies. Acepto las cookies de este sitio. Aceptar