Carro vacío

El color en la impresión. Parte 3

Hoy vamos  a hablar del sistema de administración de colores y su gran complejidad. La complejidad de la preparación de archivos de color para la impresión y la variabilidad de procesos de impresión a color hacen que sea casi imposible la posibilidad de producir el color deseado de forma exacta. No olvides que el ojo humano puede ver millones de colores, pero la mayoría de los sistemas de impresión puede representar sólo unos cuantos miles de colores individuales. Es imposible tener un control absoluto sobre el proceso de impresión a color. 

 

 

 

Para lograr un mayor control sobre este proceso, podrá utilizar un sistema de administración de colores (CMS). El propósito de un sistema de administración de colores es hacer que la impresión coincida con el diseño original de la mejor manera posible. Ya que la administración de colores es un proceso complejo, algunas organizaciones no logran utilizarla ni comprenderla de forma correcta. En SIO contamos con personal experimentado y te ayudamos a utilizar la administración de colores en un sistema de “bucle cerrado” donde lograr un control completo de las imágenes y de la impresión desde el principio hasta el fin.    

 

En un sistema de “bucle abierto” en el que los trabajos de impresión provienen de otros orígenes, una verdadera administración de colores se torna más difícil o prácticamente imposible. Esto se debe a que los creadores de contenido cuentan con una variedad de herramientas CMS a su disposición. Es probable que no sepan que las decisiones que toman pueden afectar la administración de colores o el proceso.

El resultado es similar al de un grupo de carpinteros que construye una casa con bolsas sobre su cabeza; nadie sabe exactamente lo que la otra persona está haciendo o acaba de hacer.

En la mayoría de flujos de trabajo más exitosos, los creadores de contenido y los proveedores de servicio trabajan en conjunto para administrar todo el proceso.

Existen diferentes tipos de sistemas de administración de colores: sistemas registrados y sistemas de administración de colores que utilizan perfiles de colores (perfiles ICC o etiquetas) para cada equipo que se usa en la creación de un trabajo.

Este equipo incluye escáneres, cámaras digitales, monitores y la mayoría de los dispositivos de salida. Esos perfiles, uno para cada dispositivo, están incorporados dentro de un archivo digital a fin de proporcionar información sobre las características de color del equipo que se utiliza para la creación, la edición o la impresión de un archivo.

Los perfiles permiten una conversión precisa de las gamas de color desde el escáner hasta el monitor y, finalmente, hasta el dispositivo de salida. Los sistemas de administración de colores que utilizan perfiles ICC requieren cuatro pasos fundamentales: verificación de consistencia, calibración, caracterización y conversión.

 

Verificación de La consistencia, calibración, caracterización y conversión

La verificación de la consistencia hace referencia principalmente a la impresora y significa el proceso que permite asegurarse de que esté funcionando de forma consistente conforme a las especificaciones del fabricante. A este proceso también se lo conoce, en algunas ocasiones, como normalización, la linearización o la estandarización de una impresora. Si la impresora no está funcionando de forma consistente o estable, los colores de un archivo impreso hoy no serán iguales a los colores del mismo archivo cuando se imprima en un futuro.

La calibración es el proceso de medir y ajustar el rendimiento de un dispositivo.

Los dispositivos en un flujo de trabajo podrán calibrarse, siempre que se haya diseñado esta función. La calibración permite alcanzar el rendimiento del equipo según los niveles esperados y, por lo general, se lleva a cabo mediante un densímetro o un espectrofotómetro.

Un densímetro mide la densidad de un colorante en un sustrato específico mientras que un espectrofotómetro mide el color real producido. La calibración de una impresora deberá llevarse a cabo en el sustrato especifico que se utilizará para imprimir el trabajo, ya que el sustrato afecta la densidad del colorante y tendrá un color que podrá afectar el color percibido en la pieza final.

Así como un instrumento musical necesita afinarse antes de su uso, lo mismo sucede con un dispositivo digital. Las impresoras digitales necesitan calibrarse regularmente a fin de proporcionar resultados  constantes.

La caracterización es el proceso de definir la gama de colores de un dispositivo específico. Cada dispositivo, escáner, monitor, impresora o cámara digital cuenta con su propia gama de color específica.

Esas gamas de colores serán diferentes para dos equipos idénticos, debido a diferencias sutiles en el hardware, el software y en el entorno. Podrán caracterizarse los dispositivos mediante la creación de un perfil de color (perfil ICC) para cada dispositivo. Se imprimirá un destino de color especial en el dispositivo digital y, luego, se medirá con un espectrofotómetro.

El resultado de este proceso es un perfil ICC. La conversión es el último resultado. La conversión es el proceso que permite convertir la gama de colores de un dispositivo a la gama de colores de otros dispositivos (por ejemplo, de un escáner al monitor o del monitor a la impresora). Los datos del dispositivo de origen se mueven a un espacio de color independiente como el CIE L*a*b. Luego se convierte a la gama del dispositivo de destino. Esta conversión se controla mediante la caracterización (perfil ICC) de cada dispositivo. Es complicado llevar a cabo un flujo de trabajo con color gestionado. Sin embargo, su éxito o falla no está totalmente determinado por la tecnología.

El componente clave del éxito en el momento de implementar y mantener un flujo de trabajo con color gestionado realmente depende del compromiso de la administración de la empresa con el proceso. Sin una ayuda de la administración, cualquier flujo de trabajo con color gestionado está destinado a fallar.

 

Perfiles ICC

Si elige implementar un flujo de trabajo con perfil ICC, deberá usar un software que lo admita, ya sea durante el proceso de diseño o el proceso de impresión. La mayoría de las aplicaciones de DTP más recientes admiten las funciones para trabajar con perfiles ICC, en cambio, es posible que las versiones anteriores no lo admitan.

Es importante que identifiques la configuración específica del software necesaria para poder utilizar adecuadamente los perfiles de color en el flujo de trabajo. De no hacerlo, el resultado de la impresión será Impredecible (sin color gestionado).

En un sistema de bucle abierto, la mayoría de los problemas ocurren cuando se aplica un perfil inapropiado a una imagen y se inserta dentro del flujo de trabajo. A medida que la imagen se mueve a través del sistema, los colores se convierten a las gamas de los diferentes dispositivos, lo que provoca cambios no deseados de colores y genera la obtención de un color incorrecto en la impresión.

La utilización de perfiles ICC en un flujo de trabajo con color gestionado requiere una capacitación, una experiencia y un equipo y software especiales para poder trabajar de forma apropiada. Si decides utilizar un CMS en su trabajo, asegúrate de ponerte en contacto con nosotros para comunicarte los métodos y el resultado deseado.

CMS y aplicaciones de DTP

Muchas personas llevan a cabo una administración de colores dentro de la aplicación de DTP con un perfil de salida aplicado en la impresora como un paso final. Muchos RIP también ofrecen la posibilidad de aplicar un perfil a un trabajo de impresión. Es importante que no se aplique el perfil de salida en ambas ubicaciones (aplicaciones y RIP), de lo contrario, podrá obtener resultados inesperados. Si decides llevar a cabo una administración de color en la aplicación de DTP, deberás desactivar la configuración de CMS en el RIP.

Consúltenos las recomendaciones y lea atentamente la documentación para sus aplicaciones.

Muchas aplicaciones de DTP también incluyen perfiles de color genérico en su sistema de administración de colores.

Ya que desconoces las condiciones en las cuales se crearon estos perfiles, no podrás conocer los resultados de su uso a menos que ejecute impresiones de prueba.

La otra opción es desactivar el CMS en la aplicación y aplicarlo en el RIP. Con esta disposición, probablemente querrás mantener su flujo de trabajo tan simple y consistente como sea posible.

La mayoría de los RIP incluyen perfiles de salida genéricos e intentos de representación para manipular los archivos y obtener resultados específicos. Estos perfiles de salida no son específicos del equipo y no proporcionarán resultados específicos durante su utilización (éste es un método no controlado de administración de colores).

Es posible que puedas, además, cambiar las curvas de colores CMYK y alterar los colores de su trabajo. Independientemente de cuáles sean las opciones de impresión que seleccione o las opciones CMS que se hayan implementado en su aplicación de DTP, el proveedor de servicios podrá pasarlas por alto en el RIP.

Las opciones del operador en el RIP tienen prioridad sobre prácticamente todas las configuraciones del documento. Asegúrate de comprender la metodología más común del proveedor de servicios y de esclarecer sus necesidades.

  

Ten presente lo siguiente:

 

  1. Si realmente no comprendes la administración de colores, no la utilices.
  2. Las cuatro C:

- Consistencia verificada

- Calibración

- Caracterización

- Conversión

  1. Un mal perfil ICC puede arruinar un buen trabajo.
  2. Sepa dónde se aplica el CMS en su flujo de trabajo y cómo utilizarlo de forma apropiada.

 

Estamos encantados de ayudarle a tomar la mejor decisión.  Puede escribirnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamarnos para resolver sus dudas;

Cantabria:    942 32 51 01            Bizkaia:    94 480 63 19           Asturias:   985 131 115

 

** Los productos expuestos en esta web no tienen incluído el 21% de i.v.a
© 2018 Xerox Corporation. Todos los derechos reservados. Xerox® y Xerox y Design® son marcas comerciales de Xerox Corporation en Estados Unidos y/o en otros países.

Top
Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies, puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra Política de cookies. Acepto las cookies de este sitio. Aceptar