Volver a: Hardware
Imprimir

 

Descripción:

Es la imagen y proyección de nuestro trabajo. Su correcta elección nos hará una vida más fácil o un pequeño infierno.

Deberemos considerar:

Tamaño: Viene definido por pulgadas medidas en la diagonal de la misma. Las más usadas están entre 21 para entornos ofimáticos hasta 32 para usuarios más exigentes.

Resolución y densidad de píxel: Son los pixels que tenemos en la pantalla multiplicando el alto por el ancho. Es un elemento importante pues a mayor resolución mayor nitidez, así como el espacio del que dispondremos para el escritorio y las aplicaciones. Recomendamos Full HD de 1920 x 1080 píxeles como mínimo.

Pero también es importante la densidad del pixel, es decir, cuántos pixels tenemos en una pulgada cuadrada

Las más demandadas son las de tecnología LED por su calidad y durabilidad.

Ratio de aspecto: son las proporciones de la pantalla, o sea, si es más cuadrada o más panorámica. El ratio de aspecto o relación de aspecto suele marcarlo la resolución. 1600 x 1200 suele ser 4:3, sin embargo, los monitores 1920 x 1080 suelen ser 16:9 o 16:10 (un poco más altos).

 

 

Otros valores a tener en cuenta son la tecnología de pantalla, brillo y contraste, tiempo de respuesta, espacios de color, ángulos de visión, conexiones y ergonomía.

 

Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies, puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra Política de cookies. Acepto las cookies de este sitio. Aceptar